Menu

DIA DEL GEÓGRAFO

 BIOGRAFÍA DEL Dr. FRANCISCO P. MORENO 

Un geógrafo ejemplar

¿Cómo comenzar este relato de un Hombre que hizo de su vida un ejemplo? Quizás con la frase de otro, de una “cultura diferente”, pero con validez universal: decía el Mahatma Gandhi:

“La fuerza no proviene de la capacidad física sino de la voluntad indomable"

Nace en Buenos Aires en 1852, hijo de Francisco Facundo Moreno, de sangre española y de Juana Thwaites, hija de un oficial inglés, ex prisionero de las “invasiones inglesas”.

Fue sin duda el más importante viajero argentino y geógrafo de las regiones patagónicas . Con apenas 20 años, Moreno abrió la Sociedad Científica Argentina, un espacio que albergaba tesoros paleontológicos envidiables para la comunidad científica local , Un año después, muy interesado por la obra de Lucio V. Mansilla sobre su viaje por las tierras de los ranqueles, comienza su pasión por los viajes, llegando a Carmen de Patagones, interesándose incluso por la geología de esta tierra “nueva” para la historia de los argentinos.

Su “tiempo” coincide con la problemática de la delimitación de fronteras con Chile. Increíblemente a los veintidós años, es nombrado por el gobierno para hacer un reconocimiento físico de las zonas en litigio. Aparece aquí otra cuestión que revalorizará aún más su vida, que es conocer las poblaciones aborígenes, con las cuales habrá de reforzar sus lazos y tendencia humanista, manifestada continuamente en la defensa de las culturas autóctonas, situación que generó, no pocas veces, disidencias con las políticas oficiales. .

En 1875, solo con veintitrés años, recorrió el río Santa Cruz hasta sus nacientes en la cordillera, navega el "Lago Argentino"(son sus palabras; "... en la inmensa soledad, la naturaleza que te hizo, no te dio nombre: la voluntad humana desde hoy te llamará ¡Lago Argentino! Que mi bautismo te sea propicio..”).

En este mismo periplo también descubrió el lago San Martín, realizó el avistaje del lago Viedma y el cerro Chaltén (bautizado por el como Fitz Roy). Un año después publica su “Viaje a la Patagonia Austral ”, que tuvo un éxito rotundo, debiendo ser publicado en dos ediciones en menos de doce meses.

En 1884, a los treinta y dos años se casa con María Ana Varela, con la que tendrá siete hijos.

Desde sus primeros viajes comienza a formar su colección de fósiles, en 1877 son donados a la provincia de Buenos Aires, junto con su biblioteca. Esta colección representa el axioma del Museo de Ciencias Naturales de La Plata , cuya dirección ejerce desde su fundación, en 1886.

En 1897 es nombrado perito argentino en la cuestión de límites suscitada con Chile, debido a su profundo conocimiento de la región, viajando a Londres, puesto que la corona británica era la mediadora en esta situación.

En 1902 Moreno hace otro viaje a la Patagonia , como controlador de quienes debían colocar los hitos fronterizos. Un año después la donación por su parte de tres leguas en la zona del Nahuel Huapí, otorgadas en su momento por el Gobierno Nacional, son destinadas a la creación del Primer Parque Nacional “del Sud”, hoy Nahuel Huapi.

Como diputado nacional, proyecta el fomento de los territorios nacionales ampliando las vías férreas en la zona patagónica. Otro gran mérito constituye la creación de las “Estaciones Experimentales Agrícolas” (antecedente del INTA, creado en 1956); establece Parques y Jardines Nacionales como son los casos de Iguazú, del Sur, etc).

En 1913 es nombrado Vicepresidente del Consejo Nacional de Educación. Durante su gestión promueve las escuelas dominicales para adultos que desconocían el castellano (pleno auge de la inmigración europea), las escuelas ambulantes para quienes no podían concurrir a ellas, las bibliotecas populares y la modificación de los planes de estudio de las escuelas técnicas,

En 1912 efectúa su último viaje a la Patagonia , para acompañar al presidente de EEUU, Teodoro Roosvelt en su visita a la región.

Francisco P. Moreno murió el 22 de noviembre de 1919, pobre y olvidado, sin dinero y con un gobierno nacional que, a diferencia del interés mostrado por otros países, no estuvo presente en los homenajes. Su nieta recordó alguna vez que su abuelo falleció triste y sintiéndose un inútil. Entre los tantos papeles hallados en su mesa de trabajo había uno que decía: "¡Cuánto quisiera hacer, cuánto hay que hacer por la patria! Pero ¿cómo, cómo? ¡Tengo sesenta y seis años y ni un centavo! ¿Cuánto valen los centavos en estos casos...? Yo que he dado mil ochocientas leguas a mi patria y el Parque Nacional (...) no dejo a mis hijos un metro de tierra donde sepultar mis cenizas". Después de varias idas y vueltas, su cuerpo fue enterrado en la isla Centinela, ubicada en el lago Nahuel Huapi que él tanto recorrió.

Una de las lecciones que nos da la ciencia histórica permiten una “segunda vuelta” para poder dimensionar a estos hombres buenos, que sin duda alguna constituyen el “esqueleto cultural” de la Argentina.

Como decía José Ingenieros “todo hombre de genio es la personificación suprema de un ideal, contra la mediocridad, que asedia a los espíritus originales, conviene fomentar su culto, robustece las alas nacientes…”.

Por fin el Perito Moreno comienza a tener más que nunca su lugar en los tiempos nacionales.

Prof. Karina Laura Guasco


volver arriba

Sede del Profesorado: Esmeralda 759 - C.A.B.A. - C1007ABG - Argentina - +54.11.4326-3838